Oraciones a San Expedito

Patrón de causas justas y urgentes

Oración a San Expedito para el dinero

Oración Para urgentes Necesidades Economicas

Bendito San Expedito, protector divino de los angustiados: hoy me poso ante tus pies para pedir tu clemencia, te suplico con suma necesidad y devoción para que rápidamente vengas en mi socorro. Las causas urgentes y complicadas que se presentan en mi vida no me dejan descansar placenteramente, vivo en constante ansiedad y preocupación por encontrar una pronta solución. Tú que eres el Santo de las causas urgentes y justas, auxíliame, soberano santo, dame tu mano para levantarme. Te imploro por que vengas a mí e infundas tus valores de valentía, vitalidad, fe, esperanza, que cures mis quejumbres y miserias, para que, por tu intercesión, encuentre una respuesta a mis necesidades tentativas, las dificultades económicas que me presionan y lo hondo que he tocado, tanto que no sé cómo salir, te suplico por que me liberes, y me otorgues lo que te pido: (Realiza tu petición). Enséñame a hacer uso de mi valentía, a potenciar mi fuerza y amaestrar mi voluntad, para que las difíciles situaciones en las que me encuentro, sean sanadas pronto y sólo quede en mi memoria, que todo lo que estoy pasando sea un aprendizaje para ayudarme a ser mejor y aprender cada día más, y de tal manera, saber afrontar los obstáculos, para llegar a las puertas del éxito y la prosperidad. Amén.

Oración para atraer el dinero de inmediato

Protector y Bendito Santo y Patrón, venerado por cristianos de toda la humanidad… San Expedito, hoy vengo por tu clemencia y piedad… para mi desazón! Oh, mi Señor abnegado… Bendito tú seas!

Socórreme, oh, Santo de tanta indiferencia acumulada! La gente es muy fría, indiferentes son cuantos he pedido me den una mano… pues nadie ha acudido a aliviar mi dolor! Mis carencias materiales son notables y yo siento que ya no puedo más, sufrir tanta inclemencia!…

Oh, Expedito, poderoso y Salvador! Una suma de dinero está faltando en mi balance… escasos billetes quedan en mi haber! Te ruego… te imploro, mi Santo adorado traigas a mi cartera, el dinero sagrado que me hará renacer… de esta horrible miseria.

Escucha mi ruego… Sálvame, Expedito, las deudas me acosan y las necesidades me cubren de horror! Atrae con premura el dinero ansiado… yo veneraré el Milagro forjado en tus alas, oh, Santo, que con tu alma encendida… y el corazón me abrazas!

Tú que bien conoces la maldad del diablo que te quiso arrebatar la Santidad… Tú, Abogado Nuestro, que estás en los Cielos, junto al Santo Padre… quiero tu piedad! Mi preocupación me impide, oh, Santo, estar en equilibrio… mental y emocional.

Con mi ansiedad en vilo y mi corazón en brasas, te invoco con el alma, mi Santo aguerrido de causas tardías y razones claras… Tú me das la fuerza que no me amilana, para seguir vigente ycon la frente alta!

Acude a mi necesidad, Expedito… ten piedad! Envuélveme en tu corazón, que no sabe de maldad ni traición!… Mi súplica está contigo, y en ella tengo el abrigo perfecto para confiar en tu acción!… Bendito y Loado Seas… mi Expedito… mi Señor!

Soberano de Cristianos, hacedor de los Milagros, dame calma material, necesito de ti… oh, Santo!… Prometo fidelidad a tu pedestal y estampa! Ya siento tu gran contención… en este momento y siempre, con mi alma en tu alma!
Amén.