Oraciones a San Expedito

Patrón de causas justas y urgentes

✟ Novena a San Expedito

Para rezar esta novena en San Expedito debe hacer la señal de la cruz, y luego continuar con la oración inicial y luego continuar meditando con las lecturas y reflexiones de la oración diaria para el día de la Biblia, rezar un Padre Nuestro, un Ave María y gloria al final de la última frase.

Novena son consistentes con la Biblia en la que se sabe que entre la resurrección y la ascensión de 40 días y hay nueve días entre la Ascensión y Pentecostés; momento en que los apóstoles y otros cristianos se reunieron en permanecieron oración. Jesús nos enseñó a orar continuamente (Lucas 18:11) y pidió a los apóstoles para preparar en la oración por la venida del Espíritu Santo, después de su ascensión al cielo (Hechos 2: 1-41). Esta experiencia eclesial de Pentecostés novena se sentía.

Novena, Casos muy urgentes y desesperados

Señor, ten piedad de mí. Jesucristo, ten piedad de mí. Señor, ten piedad de mí. Jesucristo, óyenos. Jesucristo, escúchanos. Padre Celestial, que sos Dios, ten piedad de mí. Dios Espíritu Santo, ten piedad de mí. Santa María, Reina de los Mártires, ruega por mí. San Expedito, invencible atleta de la Fe, ruega por mí. San Expedito, fiel hasta la muerte, ruega por mí. San Expedito, que todo perdiste para ganar a Jesús, ruega por mí. San Expedito, que fuiste atormentado, ruega por mí. San Expedito, que pereciste gloriosamente por la espada, ruega por mí. San Expedito, que recibiste del Señor la Corona de Justicia que prometió a los que le aman, ruega por mí. San Expedito, auxilio de los que pierden cosas, ruega por mí. San Expedito, patrono de la juventud, ruega por mí. San Expedito, auxilio de los estudiantes, ruega por mí. San Expedito, modelo de soldado, ruega por mí. San Expedito, patrono de los viajeros, ruega por mí. San Expedito, salvación de los enfermos, ruega por mí. San Expedito, consolador de los afligidos, ruega por mí. San Expedito, apoyo fiel de los que esperan en vos, ruega por mí. San Expedito, yo te suplico, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, ven a mi auxilio. Jesús, Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdóname Señor. Jesús, Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchame Señor. Jesús, Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de mi Señor. Jesús, óyeme. Jesús, escucha mi oración. Que mi voz llegue a ti, Señor. Padre nuestro que estas en el cielo Santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día Perdona nuestras ofensas Como nosotros perdonamos a los que nos ofenden No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén. Dios te salve María, llena eres de gracia El señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres Y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, Ruega por nosotros pecadores Ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. Gloria al Padre, Gloria al Hijo Gloria al Espíritu Santo. Como era en un principio Ahora y siempre Por los siglos de los siglos. Amén.